lunes, 31 de diciembre de 2012

Whippets y galgos en el arte: Francisco de Goya

.........................................................................................................................................

Autoretrato de Goya

Muchos de los grandes artistas han plasmado escenas de caza en sus obras, bien por encargo o por su propio interés creativo. Goya no podía ser menos y más aún siendo de un país con gran tradición en la caza con perro. Pero es una pena que siendo emblema de nuestro arte, tan retratista de nuestra España, no le dedicara más lienzos o tapices al galgo español, tan solo he podido encontrar esta obra.

 Partida de Caza

Partida de caza - Francisco de Goya 1775

Se representan en esta escena dos géneros de caza, a pie y a caballo, incluyendo, además, diversas modalidades de la caza menor. Formó parte del primer encargo que recibió Goya para la Real Fábrica de Tapices de Santa Bárbara en 1774-1775. Según los documentos conservados, la composición fue aún de invención de Francisco Bayeu, y el tema general elegido, la caza, estaba en consonancia con el uso que los monarcas hacían del Sitio Real de El Escorial, en donde pasaban el otoño. El tapiz resultante de este cartón formaba parte del conjunto para el comedor de los príncipes de Asturias (el futuro Carlos IV y su esposa María Luisa de Parma), en la zona palaciega del Monasterio de El Escorial. La serie consistía en ocho tapices de asuntos de caza (seis de ellos en el Museo del Prado).   

Detalle del galgo corriendo en la Partida de caza

Detalle de dos galgos persiguiendo a la liebre

.........................................................................................................................................

Eos, el favorito del rey.

.........................................................................................................................................

En los jardines de la Osborne House en la Isla de Wight, se encuentra una estatua de bronce de tamaño natural de un galgo negro con patas blancas y una raya blanca en su nariz. se trata de Eos, el perro favorito de Principe consorte Alberto.
Victoria y Alberto eran conocidos por rodearse de mascotas. Su casa de fieras consistía en un gran número de perros, la mayoría de ellos pertenecientes a la Reina. Eos sin embargo era exclusivamente de Alberto.

Escultura del galgo Eos en la Osborne House
Vista trasera de la escultura
A la edad de catorce años, Alberto fue un niño infeliz. Su adorada madre, exiliada de la Corte y a la que estaba prohibido volver a ver a sus hijos debido a su romance y posterior matrimonio secreto con un barón alemán, murió joven, con apenas 30 años de edad, víctima de cáncer, el 30 de agosto de 1831. Esto dejaría una profunda huella en Alberto, el cual defendería toda su vida la santidad de los votos matrimoniales. 

Prince Albert, The Princess Royal & EOS

Eos el galgo favorito del principe Alberto - Edwin Lanseer 1802 - 1873

En el cachorro de seis semanas de edad, llamado así por la diosa griega del amanecer, se encontró compañerismo incondicional, lealtad y amor. A la edad de veintiún años que llegó a Inglaterra para casarse con su prima Victoria, Eos, naturalmente, le acompañaba.
En 1841, el 9 de noviembre, el segundo hijo de la pareja real, Albert Edward nació y miembros de la familia se reunieron para el bautizo. Entre ellos estaba el tío de la reina, Fernando de Saxe Coburgo, general de caballería en el ejército austriaco. Mientras que en Inglaterra, el 27 de enero 1842 durante un tiroteo, su puntería resultó ser menos que perfecto y Fernando disparó accidentalmente a Eos con la consiguiente angustia de su amo. Cuando se lo dijeron a la Reina su tío Leopoldo, Rey de los belgas, respondió que habría sido mejor que Fernando hubiera disparado a otro miembro de la familia real.
Poco a poco Eos se recuperó pero el ya tenía 9 años y había pasado su juventud. Ese mismo año, Alberto y Victoria hizieron su primera visita a Escocia, teniendo Eos y otro perro, un terrier escocés llamado Cairnach con ellos. Los perros viajaban en el barco escolta Lightning.

 
Eos con la princesa Victoria - 1841

En 1840, Alberto encargó a Edmund Cotterill que dirigía el departamento de diseño de la joyería Garrard un modelo de Eos por el que le pagó diez libras. Eos también apareció en varios pisapapeles y tinteros.
En 1841, Sir Edwin Landseer pintó un retrato del perro, cuidando las posesiones de su amo. Se titulaba Eos, un galgo favorito, propiedad de Su Alteza Real el Príncipe Alberto. Forma parte de la Colección Real de Windsor.
Durante el invierno de 1842/3, en relación con Garrards, Alberto trabajó en un centro de mesa adornado con cuatro de las mascotas de la familia - terrier de la reina Victoria Islay, el escocés Cairnach terrier, un perro salchicha llamado Waldmann y su propio Eos. Recibió elogios de los expertos en arte.

EOS y otros de los perros reales con Alberto y la Reina Victoria
Reproducción en plata de la escultura de Eos
 
En 1843, Eos murió y fue enterrado bajo un montículo sobre las laderas del Castillo de Windsor. Al enterarse de su muerte, Lord Melbourne se declaró "en la desesperación al enterarse del pobre Eos."
Albert se puso a modelar una imagen de su mascota y en 1845 fue elegida por John Francis parte de una familia de agricultores de Norfolk, que fue patrocinado por el conde de Leicester.
En 1974, Eos sufría de "corrosión de las piernas", y la estatua fue enviado a la fábrica Cantante Morris en Basingstoke para su reparación. Completamente restaurado y montado sobre un pedestal de granito rojo, volvió a adornar la terraza en Osborne House.
Los modelos de animales domésticos de la familia tiene un lugar de honor dentro de la casa, en particular, el favorito de la reina Victoria, un perro collie llamado Noble. La estatua en mármol de tamaño natural fue esculpida por su talentosa hija, la princesa Louise. Otro de los favoritos, un pug llamado Bosco se encuentra fuera de la habitación de la reina y un modelo de yeso de una yegua favorita, Jessie está en exhibición.

Escena de la película "Joven Victoria" donde el principe Alberto va con dos galgos

 .........................................................................................................................................

viernes, 28 de diciembre de 2012

Diana cazadora

.........................................................................................................................................

 Diana/Artemis

En la mitología romana, Diana era la diosa virgen de la caza y protectora de la naturaleza. Su diosa griega equivalente en la literatura es Artemisa, si bien en cuanto a culto era de origen itálico.

Artemisa se caracterizaba por tener los mismos rasgos y atributos que su hermano Apolo. Como él, iba armada con un arco de plata y flechas, regalo de los Cíclopes, con las que mataba sin piedad a aquellos que de una manera u otra osaban insultar a su divina persona o bien a su madre; tiene igualmente el poder de enviar pestes o muertes repentinas a los mortales, como el de curarlas. Se la considera protectora de los niños pequeños y de todos los animales mamantones, pero sobre todo es la diosa virgen de la caza. Recorre los bosques con el arco siempre a punto, en compañía de un cortejo de sesenta ninfas oceánicas y veinte fluviales. 
Diana y el perro - Sebastiano Ricci 1700-1705
 
Diana - Edward Francis McCartan's 1923

Diana als Jägerin -Francois Boucher

Al contrario que su hermano, Artemisa decidió permanecer virgen, igual que Atenea y Hestia. Su pudor y crueldad llegaban a tal extremo que un día dio una muerte horrible a un joven, Acteón, tebano, magnífico cazador, que tuvo la fortuna y desgracia de verla desnuda. Se bañaba la diosa en un arroyo, pasó el joven y la sorprendió. Pasmado se quedó ante su espléndida desnudez. Perdóname que te mire, dicen que dijo, pero nunca he visto nada tan hermoso. Sin embargo la diosa, ofendida por lo que consideró una intolerable y blasfema insolencia, convirtió al joven en ciervo y después incitó a los cincuenta sabuesos de su jauría a devorarlo. Dicen otros que lo hizo para que el joven no se jactase en las tabernas ante sus amigos de haberla visto desnuda. Según algunos mitógrafos, los perros representan los cincuenta días durante los cuales la vegetación, de la que Acteón es símbolo, permanece dormida. Sentido del humor que tienen los mitógrafos.

Diana con perro - Rene Fremin s18

Diana en bronce

Artemisa exigía de sus compañeras la misma castidad perfecta. En una ocasión, se dio cuenta de que Calisto, una de sus ninfas, estaba encinta de su padre Zeus. La convirtió entonces en osa, llamó a su jauría y los perros la habrían perseguido hasta matarla, si Zeus no la hubiese tomado en brazos, alzado hasta los cielos y puesto entre las estrellas. Árcade, el hijo de ambos, convertido también en osa, pudo salvarse luego convertido en rey de los arcadios. Aún se puede ver en el cielo a Calisto y a su hijo con las formas que le dio Artemisa, la Osa Mayor y la Osa Menor.Artemisa, bella, casta y virgen; arisca, orgullosa y cruel, era la hija predilecta de Zeus. Las Parcas la nombraron patrona de los partos, ya que su madre Leto la había parido sin dolores. Como diosa de la caza, habitaba los bosques, por lo que también se la consideraba diosa de la Naturaleza virgen.
El templo de Artemisa en Éfeso estaba considerado una de las siete maravillas del mundo antiguo, gracias a su increíble belleza y a sus magníficas y colosales dimensiones. En la misma costa del Asia Menor, el santuario de la diosa de la caza era cuatro veces más grande que el Partenón de Atenas y en él se fundían misteriosamente, según Jacob Burkhardt, con incomparable belleza, el oriente y el occidente. Dicen que lo incendió un loco, que así quiso pasar a la posteridad; pero nos gusta más pensar que era un muchacho del linaje de Orión o Acteón que de este modo quiso vengar sus asesinatos por la cruel diosa.

 Diana the Huntress - Gaston Casimir Saint Pierre 1833-1916

Artemis, Queen and Huntress - Holiday, Henri (1839-1927)

Diana y cupido - Pompeo Batoni  1761

La caza de Diana - Rubens

Diana - Vouet Simon 1637
DIANA DE ROMA

Diana, como el resto del panteón latino, recibe la influencia de los dioses griegos entre los años 200 a 100 a. C. Entran con mucha fuerza los elaborados mitos helénicos y terminan por adueñarse de la leyenda local, pasando a formar parte de una mezcla de notas originales e importadas. Así Diana, celebrada especialmente en el mes de agosto, en el día decimotercero, que es la contrapartida romana de Artemis, deja atrás sus ciervas y se coloca junto a la vaca, un animal más doméstico, práctico y familiar que el silvestre corzo griego. Evidentemente, el cambio es de importancia y Diana, que sigue siendo una divinidad de primera fila en su nueva residencia, se transforma totalmente en divinidad muy doméstica, y pasa a ser protectora del pueblo llano y de los menos afortunados esclavos, en lugar de ser la reina y señora de las ciudades por entero.

En uno de sus más destacados lugares de culto romano, en el templo levantado en su honor por Servio Tulio en el Aventino, el edificio consagrado se convierte en lugar protegido, en refugio para todos los plebeyos exaltados, para los romanos de segunda que protestan del gobierno de la capital imperial, en una resistencia ciudadana a la injusticia, que es la primera protesta popular no cruenta recogida por las crónicas de la historia. La nueva divinidad tutelar tiene poco que ver, en un caso como éste, con la terrible Artemis, tan poco dada a apiadarse de los adultos y, menos aún, de los habitantes de la urbe, de la capital por excelencia. El paso de Grecia a la latinidad ha conformado una personalidad diferente y más amable a la diosa triple de la mitología helenística; por eso Diana es más recordada que la peligrosa Artemis o Artemisa de partida.

En el arte, Diana ha sido representada de múltiples formas, pero siempre se la plasmado empuñando un arco. Rodeada de sus ninfas, con un venado o con un perro, casi siempre un lebrel, simbolizando su naturaleza e interés por la caza.

Diane chasseresse - Jean Ranc 1715

Diana - Julio Romero de Torres 1924

.........................................................................................................................................

jueves, 27 de diciembre de 2012

Whippets y galgos en el arte: Hagenauer

.........................................................................................................................................

Arts & Crafts

Carl Hagenauer (1872-1928): Fundador de la Hagenauer Werkstätte

La historia de la compañía comienza con su fundación a través de Carl Hagenauer en 1898, en el auge de la metalistería decorativa: en ese momento más de 230 fábricas y talleres, con una producción anual valorada en 1,5 millones de florines (correspondiente a más de 17 millones de euros) se habían establecido en la zona de Viena.Inicialmente, Carl Hagenauer (1872-1928) produjo objetos de bronce vienés tradicional con la base de sus propios diseños o de otros, imitando los modelos de la antigüedad o de los viejos maestros. Al mismo tiempo, las tendencias modernas del Art Nouveau fueron ganando influencia, y el joven empresario se formó como orfebre y herrero, adoptando elementos tan característicos como las líneas fluidas y formas suaves naturales. En poco tiempo, avanzó para convertirse en un exponente ampliamente reconocido y líder de las artes y los oficios metalúrgicos del modernismo vienés.Primera Guerra Mundial marcó un punto de inflexión que tenía que ver con las dificultades en la obtención de materias primas y de la situación económica del grupo burgués de los compradores.

Karl Hagenauer (1898-1956): La adopción estilística de la nueva objetividad

Mujer con greyhound
Borzoi de Bronce
Greyhound de bronce
Candelabros con galgos
Greyhound 1930

Cuando la próxima generación se hizo cargo de la empresa, marcó una nueva orientación estilística a través del cual Hagenauer se haría famoso en todo el mundo. Sigue siendo un estudiante de arquitectura en la Escuela de Artes y Oficios (hoy Universidad de Artes Aplicadas) en Viena, Karl Hagenauer (1898-1956) trabajó para la compañía de su familia y de su maestro, Josef Hoffmann, y la Wiener Werkstätte. Jarrones decorados lujosamente o platos adornados con el ornamento levantado pronto dio paso a los objetos dominados por las distintas líneas geométricas. La segunda generación de la empresa Hagenauer rechazaba el ornamento sin función, concentrándose en la forma pura. Con una frialdad intelectual inspirado en el funcionalismo y acentuada por la elegancia juguetona, Karl y su hermano menor, Franz claramente anticipan una evolución estilística que mucho más tarde sería conocido bajo el término diseño nórdico.

Karl hagenauer - windhund 1935

Franz Hagenauer (1906-1986): Un escultor más allá del folklore de la clase media 

Franz Hagenauer también se graduó en la Escuela de Artes y Oficios, donde estudió escultura con Anton Hanak y metal con Josef Hoffmann. Hasta su muerte, encontró su realización como artista en su actividad como escultor, más que como un diseñador de objetos cotidianos y utensilios. En palabras de Fritz Wotruba, Franz Hagenauer ha logrado "sacudir el folklore austriaco de la clase media  y liberarse de las ataduras estilísticas de su oficio." Sólo cuando poniendo sus torsos y cabezas monumentales "al lado de los trabajos sin forma de sus austríacos contemporáneos, puede uno evaluar la distancia que separa el empalagoso amasado desde la concepción espiritual " señaló Wotruba en 1974".
Franz Hagenauer 1930
Hombre con greyhound
Borzoi - Franz Hagenauer
La compañía había estado exportando sus artículos más allá de Europa y en cuanto a los Estados Unidos desde la década de 1920 y se vio interrumpido por la Segunda Guerra Mundial. Su producción sólo podía ser acogida con una diversa gama de productos y materiales alternativos.En los años de posguerra, el surtido de bienes se amplió con figuras de animales chistosos y objetos preciosos de madera, los cuales fueron producidos en una tornería en Fuschl am See (Salzburg) a partir de 1945: ya no se limitan a un centro de producción, el " Werkstätte "se había convertido en el" Werkstätten Hagenauer. Al mismo tiempo, la compañía comenzó a cooperar con arquitectos de renombre tales como Oswald Haerdtl (1899-1959), Karl Schwanzer (1918-1975) y Carl Appel (1911-1997).

Escena de caza en bronce y madera
Greyounds in wood

Después de la muerte de Karl Hagenauer en 1956, Franz Hagenauer fue puesto a cargo de la empresa. Los objetos decorativos fabricados en Bernardgasse Viena se unió con el reconocimiento en Austria y en el extranjero, donde recibió varios premios, como ejemplo el las Trienales de Milán. Además de la producción de nuevos diseños, los modelos de la década de 1920, para la cual había una demanda creciente, fueron re-editados, en parte, en versiones modificadas. Cuando Franz Hagenauer murió en septiembre de 1986, la empresa continuó operando por un año más. Su cierre marcó el final de uno de los capítulos más exitosos de la industria metalúrgica en Austria.

.........................................................................................................................................

lunes, 24 de diciembre de 2012

Exposición Internacional de Estocolmo-Suecia 15-16/12/12

.........................................................................................................................................

Whippet

Total perros inscritos 126



Twyborn Big Ben
COURTBORNE HERA



Jueces: KAPPERS AGNETA - BOB, Cría / BOG

FOSS BJÖRG, NORGE - machos y hembras, Juniors




BOB BOG3: C.I.B DK UCH FI UCH NO UCH SE UCH TWYBORN BIG BEN
Ägare: OINONEN JÖRGEN, KARLSKOGA
Uppfödare: VIKSTRÖM MICHAEL, TÖREBODA

BOS: SE UCH COURTBORNE HERA
Ägare: KRISTIN HOFF, TANEM, NORGE
Uppfödare: HOFF STEINAR RITA OG KRISTIN, RIBERG MONA, KRISTENSEN JÖRGEN, NORGE

CACIB   machos: C.I.B DK UCH FI UCH NO UCH SE UCH TWYBORN BIG BEN
Ägare: OINONEN JÖRGEN, KARLSKOGA
Uppfödare: VIKSTRÖM MICHAEL, TÖREBODA

CACIB hembras: SE UCH COURTBORNE HERA
Ägare: KRISTIN HOFF, TANEM, NORGE
Uppfödare: HOFF STEINAR RITA OG KRISTIN, RIBERG MONA, KRISTENSEN JÖRGEN, NORGE

CERT   machos: INNER CIRCLES DON'T SAY A WORD
Ägare: BLOMANDER LENA, INGATORP
Uppfödare: BLOMANDER LENA, INGATORP

CERT hembras: DK U(D)CH IT CH WW-10 SOBERS INGRID
Ägare: BITTE AHRENS PRIMAVERA, VELLETRI (ROME), ITALIEN
Uppfödare: KENNEL SOBERS, IT-00049 VELLETRI RM

Mejor veterano:  SE UCH TWYBORN SAVANNAH
Ägare: VIKSTRÖM MICHAEL, TÖREBODA
Uppfödare: VIKSTRÖM MICHAEL, TUNGELSTA

Mejor grupo  de cría: SE UCH TWYBORN SAVANNAH
Ägare: VIKSTRÖM MICHAEL, TÖREBODA
Uppfödare: VIKSTRÖM MICHAEL, TUNGELSTA

Mejor criador: Kennel: PLAY A WHILE
Uppfödare: HÄRLING HENRIK, LINDSTRÖM MONA, KVÄNUM

.........................................................................................................................................

domingo, 23 de diciembre de 2012

El verano de los perros flacos

.........................................................................................................................................

Pedro Bonache

Hace unos días se ha puesto en contacto con nosotros un amante de los galgos, la naturaleza y de las palabras. Se trata de Pedro Bonache Melia, un prolífico bloger que acaba de terminar una novela en la que los grandes protagonistas son estos magníficos lebreles. Aunque el texto se encuentra en proceso de corrección nos ha entregado algunos fragmentos. 

Los galgos y el niño.

   Las piernas del niño se confundían entre las patas de los galgos, se movían  deprisa, casi trotando sobre sus pies de liebre, sobre esas largas falanges que se fundían con las finas patas, de color marrón y surcadas por vetas oscuras y negras. Unas trazas y unas pinceladas ancestrales que atigraban sus lomos y que parecían imitar los tonos apagados de la meseta agostada, hasta casi confundirlos con ella. Como si aquellos llanos inmensos, como si aquellos páramos solitarios y silenciosos hubiesen dibujado sobre los galgos su propio retrato.
   Las piernas del niño se rozaban contra los flancos huesudos y contra las cabezas afiladas, estrechas, de largos hocicos y que jadeaban al ritmo de un  paseo vivaz. Eran unas piernas jóvenes, pero ya bronceadas, con algunos pequeños cortes ya cicatrizados, con las rodillas algo erosionadas. Unos jóvenes y tonificados músculos envolvían sus huesos aún estrechos y en crecimiento. Apoyaba cada zancada con un bastón y con cada paso, la bolsa de costado se balanceaba. Era una especie de zurrón viejo, de pelo corto y duro que colgaba desde una correa de cuero que ascendía hasta sus estrechos hombros y que pasaba rozando el cuello, muy cerca de su rostro.
   Los ojos del niño, medio entornados bajo el sol, observaban la meseta y a sus propios galgos, a cada mata o el vuelo al amanecer de los vencejos, a los cernícalos suspendidos en el aire o al automóvil que circulaba sobre la carretera que llevaba al pueblo, pero a bastante distancia de ellos, apenas si era una silueta angulosa y enturbiada por el espejismo que reflejaba el azul del cielo sobre la tierra recalentada.
    Se detuvo y los galgos se pararon rodeándole, uno de ellos se pegó a sus piernas y el niño le acarició la cabeza con sus dedos sin apartar la mirada del coche. Reconoció el  sonido del escape y el rumor de la rodadura.
    - Es un catorcetreinta y marrón metalizado, ¿de quien será ?, en el pueblo no hay ninguno. Hala Churria, Vago, Niño, Huidizo, Llorica…., vamos para casa que ya aprieta el Lorenzo.
   Las piernas del niño volvieron a confundirse entre las de los galgos y los crujidos de sus pisadas entre sus jadeos, entre esas lenguas que colgaban en medio del trotecillo que levantaba nubecillas de polvo que se pegaba a sus mantos barcinos y a la piel del niño, a sus botas de media caña, pero al ratito el polvo volvía a posarse sobre la meseta, sobre la inmensa planicie, entre la que poco a poco, el niño y sus lebreles se iban confundiendo, mimetizando, formando parte de aquellos horizontes planos, de la misma tierra que había dibujado sobre sus pelajes y que los había modelado enjutos y finos, muy delgados, con cinturas estrechas, casi estranguladas y con pechos formidables, como si la meseta los hubiese parido así, siempre secos y casi tristes, huidizos y tímidos, sumisos y entregados hasta la muerte, hasta la ultima arrancada.

Ilustración para la portada de la novela

(este es otro fragmento, el primer lance que ve la familia llegada de Madrid.)

    Fue un ruido sordo, una pequeña explosión, cuando todas las fibras musculares restallaron con un latigazo, levantando una polvareda que aterrorizó a Lucia. Lanzó un grito de pánico y toda ella se encogió dando un salto en el aire, como el de la liebre que arrancó desde su cama y que comenzó a correr virando a izquierdas y en paralelo a la mano, volando ante los ojos de Alejandra y ante un Alberto que sonrió y que siguió con los ojos el vuelo de la rabona, casi percibiendo la imagen a cámara lenta, al tiempo que su corazón se aceleraba y echaba a correr hacia su izquierda. Alejandra le vio llegar con la cabeza vuelta hacia la liebre, sin verla a ella y se apartó a un lado.
    - ¡Ahí va la liebre, ahí valá, ahí valá…! –gritó Matías con un tono de voz denso que surgió desde los recovecos de su menté. Aferró con sus dedos el mango en T de la traílla y sintió el tirón de  Atis y Trisca desde sus collares, las sintió gimotear, gruñir y empujar desde sus cuartos traseros- ¡ahí valá, ahí valá…! –volvió a gritar y echó a correr detrás de las galgas sin soltar el mango de madera y sonriendo al sentir como las perras gimoteaban y tiraban de él como de una cuadriga. Sintió como la otra collera se removía en sus entrañas, sintió como sus caderas chirriaban con la artrosis después de tantos años sentado al volante del taxi y volvió a gritar para que a las galgas se les gravase a fuego esa voz y esa imagen de la rabona ganando metros, alejándose antes sus ojos- ¡ahí valá, ahí valá…!.
   Lucia se cubrió la boca con las manos al ver a Matías  corriendo y sin soltar la traílla. El galguero corría jadeando y gruñendo esa frase que apenas si podía entender. Temió que le fallasen las piernas o que sus viejos huesos se pulverizasen contra los terruños que aplastaba en esa carrera casi suicida y apasionada. Vio a su hermana sujetando la correa de Tirma con las dos manos y a Paúl reteniendo a una Tralla que aullaba hacia la liebre, su padre corría como un chiquillo excitado y su madre le seguía echando miradas atrás, siguiendo con los ojos a Matías. También temía que las dos galgas le derribasen y terminasen revolcándolo sobre la meseta, pero en ese momento, Matías sintió que se ahogaba, vio a la liebre suficientemente lejos y abrió los dedos de su mano, dejó suelto el mango en T, la correa de cuero empezó a caer y el fino cable de acero fijado a su muñeca con un lazo simple se tensó cuando las perras aceleraron, tiró del pasador y los dos collares se abrieron al mismo tiempo con un chasquido seco. Matías dio un par de pasos más, alzó la barbilla y vio a las galgas raspando el páramo, con las cabezas gachas y con los ojos fijados en esa pequeña silueta que aceleraba rozando el llano.
    - Han engalgado, han engalgado –murmuró Matías recuperando el resuello y con sus ojos clavados en las perras, sin perder de vista la carrera nerviosa y entregada de los animales, de las galgas cegadas y envenenadas por la velocidad de la peluda.
   Tirma volvió a removerse, a tratar de liberarse del collar, pero Elena tiró de la correa hacia arriba y la galga alzó su cabeza, perdió de vista a su hermana y al llano, a los páramos, a la tierra y se contrajo, se encogió de atrás y gimió.
   Elena buscó con la mirada a las galgas y entrecerró los ojos siguiendo la carrera. La liebre apenas si era un trazo marrón, como una pincelada que brincaba sobre los campos a una velocidad endiablada.
   Una silueta que bailaba ante los ojos de Trisca y Atis, que a veces se confundía entre los colores apagados del campo o que se recortaba contra el cielo mas cercano a los horizontes cuando coronaba embalada una suave loma. Galgas y liebre desaparecieron de la vista, como tragadas por la meseta y volvieron  aparecer corriendo hacia ellos.
   La rabona saltó hacia la izquierda y en pleno vuelo empezó a ladear el cuerpo hacia el lado contrario, Trisca y Atis se tumbaron hacia la izquierda, sus almohadillas pisaron de lado, resbalando y erosionando el suelo y cuando las patas traseras de la liebre tocaron la tierra, volvieron a impulsarla hacia la derecha.
   Elena sonrió reconociendo el quiebro de la liebre, lo había visto en los videos por la red, solo que en vivo era mucho mas intenso y la percepción de la velocidad y el esfuerzo impresionaba…, y como si un cable invisible tirase del cuello de la liebre, volvió a acelerar mientras las galgas contorsionaban sus cuerpos, derrapando y gruñendo al engaño, apenas si la vieron alejándose, sacando metros y volvieron a cabalgar hacia ella, fueron devorando los metros, comiéndose esa ventaja, abriendo las mandíbulas, estirando los cuellos y cuando estaban encima, la liebre volvió a quebrar el espinazo de las perras, giró a derechas y la tijera de Atis rozó el pelaje de la liebre pero sin llegar a desequilibrarla, Trisca mordió en el aire y la peluda giró sobre si misma, volvió a esprintar y Lucia sonrió al ver que las galgas arrancaron en sentido contrario, suspiró aliviada y miró a su alrededor. Aquellas tierras aún le parecieron mas extensas y solitarias que nunca, Alejandra y Alberto se habían separado, eran unas siluetas aisladas entre los campos y las parcelas, Elena se movía buscando a Paúl y tirando de Tirma con energía, pegándola a sus piernas y sin dejar que relajase su cuello. Matías llamaba a Trisca, silbaba y cabeceaba sonriendo.

Él nos dice que sería un honor que reseñaramos su novela en nuestro blog, el honor es nuestro y desde nuestra modestia y admiración deseamos todo lo mejor para esta novela y su autor. Podeis leer más en su blog bicipalodivagando.

.........................................................................................................................................

sábado, 22 de diciembre de 2012

USA Eukanuba Dog 2012 raza Whippet

.........................................................................................................................................

 Whippets en el USA Eukanuba dog Show 2012

Aqui os dejo el link para poder ver la elección del mejor whippet en la Eukanuba dog Show de Estados Unidos.


Imagenes de la exposición

Uno de los ejemplares en movimiento

Juicio de uno de los candidatos a mejor de raza

.........................................................................................................................................

jueves, 20 de diciembre de 2012

Whippets y galgos en el arte: José Villegas Cordero

.........................................................................................................................................

Autorretrato - José Villegas Cordero
(Sevilla, 1844 - Madrid, 1921). Formado primero en el taller sevillano del pintor José María Romero, y en la Escuela de Bellas Artes de Sevilla, completó su aprendizaje junto a Eduardo Cano de la Peña. Una vez concluidos sus estudios, el joven artista viajó a Madrid, donde conoció personalmente a Mariano Fortuny, lo que le hizo interesarse por la pintura de género, copió a Velázquez en el Prado, y realizó un viaje por Marruecos; todo ello delimita su primera producción artística de interés. En 1868 marchó a Roma, donde permaneció durante treinta y tres años, en los que se produjo su más fecunda y famosa producción, inmersa en un realismo decorativista perceptible en pinturas como el Triunfo de la dogaresa (antigua colección Laar ­Anderson, Washington) o La muerte del maestro (Museo de Bellas Artes de Sevilla), y que en las pequeñas tablitas permite rastrear la influencia de Fortuny, especialmente en su vertiente orientalista. Sus temas son muy variados: históricos, costumbristas y anecdóticos. Su pincelada es suelta y espontánea. Entre sus influencias se encuentran Fortuny, Madrazo y Eduardo Rosales. 

En algunas de sus obras aparecen galgos acompañando alabarderos o grandes señoras.

Alabardero de la época Luis XIII con galgo


Alabardero en el cuerpo de guardia con dos galgos


Retrato de Lucia Monti con perro 1880

........................................................................................................................................

martes, 18 de diciembre de 2012

Pelucas, peluquitas, pelucones.

.........................................................................................................................................

Carnaval, ¿que significa?, tan solo oir esa palabra nos hace imaginar en todo lo que nos gustaría ser, estar o parecer, es la palabra del todo vale para divertirnos. Los hombres nos disfrazamos de mujeres, las mujeres de hombres, vestimos ropas que nunca en nuestra vida cotidiana nos atreveríamos a ponernos. 

Es un día que celebra desde muy antiguo las fiestas paganas, como las que se realizaban en honor a Baco, las saturnales y las lupercales romanas, o las que se realizaban en honor del toro Apis en Egipto. Según algunos historiadores, los orígenes de esta festividad se remontan a las antiguas Sumeria y Egipto, hace más de 5.000 años, con celebraciones muy parecidas en la época del Imperio Romano, desde donde se expandió la costumbre por Europa, siendo llevado a América por los navegantes españoles y portugueses a partir del siglo XV.

En fin, que nos gusta un día de fiesta, y más si podemos cambiar nuestro rol o usar personalidades diferentes. Si eso nos place a nosotros ¿como no ibamos a transmitir ese mismo placer a nuestras mascotas?, ¿como evitar la tentación de poder ver a nuestro compañero de esa guisa?. Pocos, creo yo, no han caido en la tentación de ponerle una peluca a su perro, unas alitas, un sombrerito, etc.... Que divertido. Que expresiones tienen así. Nos encanta, y aqui os dejo algunos de los que, como yo, no ha resistido esa tentación y han usado pelucas, peluquitas y pelucones.












Como remate os dejo un video de la canción "Pelucas" de las "Nancis Rubias" que me encanta y es la que me ha inspirado para hacer este post.

video

.........................................................................................................................................